Home Dietas Abordar la dieta de forma inteligente

Abordar la dieta de forma inteligente

Así como tener sobrepeso es malo para la salud del cuerpo humano, también tener menos peso del normal es malo para nuestro cuerpo ya que lo debilita y significa que no estamos recibiendo los nutrientes necesarios para que el mismo se desarrolle de manera correcta. Varios son los problemas que puede traer la falta de peso y para poder lidiar con ello solo es cuestión de seguir un buen plan de nutrición para subir de peso que esté adecuado a nuestro cuerpo, pero generalmente todos los planes se componen de las mismas bases que son:

 No consumir alimentos con mucha calorías:

Generalmente todas las personas que desean aumentar de peso lo hacen comiendo alimentos que posean muchas calorías, sin importarles los efectos que pueda tener. Esto es algo no saludable ya que para aumentar de peso correctamente hay que lograrlo sanamente y sin agregar grasas innecesarias que lo único que hacen es empeorar la situación.

Conseguir músculos:

La solución no es engordar o subir de peso en grasas, sino que la idea es conseguir peso en músculos, algo que se logra haciendo algún deporte o actividad física a diario. Además haciendo actividades que requieran fuerza nuestro cuerpo comienza a perder calorías y eso acelera el metabolismo que tenemos. Lo mejor es hacer entrenamientos con ejercicios de fuerza en donde trabajen varios músculos, como por ejemplo las sentadillas. De cada ejercicio que hagamos tenemos que tratar de hacer al menos entre 6 y 10 repeticiones, no más ni menos que ello, pero cada vez que resulte más fácil se puede ir aumentando conforme pase el tiempo. En caso que sea necesario, y controlado por un dietistas, puede añadirse suplementación deportiva.

Cambiar la dieta:

Quizás el problema con el que nos encontramos es que nuestra dieta no es la correcta y los alimentos que comemos pueden estar llenos de grasas pero no de nutrientes con buen valor nutricional, por lo cual aumentamos en grasa pero no en músculos, estando de la misma manera pero afectando nuestra salud a futuro.

Poseer una dieta variada:

Tener una dieta que contenga entre un 30% y 40% de proteínas, entre un 25% y 50% de carbohidratos y entre un 20% y 40% de grasa.

Subir la ingesta de a poco:

Si la ingesta diaria de calorías es de 400, subirla a 600 hasta que comiencen a verse los resultados de esto.

Cambiar las 3 comidas grandes:

En vez de comer 3 comidas grandes cada día, hay que comer entre 4 y 5 comidas pequeñas que permitirán al cuerpo acelerar a su metabolismos y también aprovechar todos los nutrientes que le llegan.*Suprimir bebidas con azúcar: es una buena manera ya que el azúcar genera parásitos que provocan que se desechen más alimentos y por lo tanto allí se pierde bastante peso si tenemos en cuenta lo que se va a diario. Es más beneficioso evitar las bebidas azucaradas.