Home Novedades Alimentos Aceite de coco, un aliado en la lucha contra la obesidad y...

Aceite de coco, un aliado en la lucha contra la obesidad y el sobrepeso

En los años 90 del siglo XX, apareció por primera vez la opinión sobre los peligros de los ácidos grasos. Los médicos han advertido y anunciado desde hace muchos años que dichos ácidos son la principal causa del aumento de obesidad en el mundo.

No obstante, hacemos preguntas como ¿cómo es posible que el aceite de coco, que se compone en un 95% por ácidos grasos saturados contribuya a la pérdida de peso?

El aceite de coco ha sido muy estudiado, demostrándose que es uno de los aceites más saludables del mundo y que favorece la pérdida de peso.

Se produce a partir del fruto de la palma de coco, que se cultiva en las Filipinas, Sri Lanka, Malasia e Indonesia, donde tienen grandes producciones de aceite de coco.

Se extrae de los granos de coco seco, que también se llaman copra. Es crudo, sin refinar y sin ningún aditivo.

La composición del aceite de coco

Para identificar exactamente de qué se compone el aceite de coco se analizó el “aceite de coco virgen extra” prensado en frío, indicando los ácidos grasos contenidos. Esto se ilustra por los siguientes datos.

La composición de ácidos grasos en el aceite de coco

  • Saturada 85,0 – 95,0
  • C18: 0 esteárico 2.5 – 3.5
  • C16: 0 palmítico 7.5 – 9.5
  • C14: 0, mirístico 17,0-18,50
  • Ácidos grasos de cadena media (AGCM): 60 – 63
  • C12: 0 láurico 47,0-50,0
  • C10: 0 cáprico 5,0 a 7,0
  • C8: 0 cáprico 8,0 – 9,0
  • C6: 0 cáprico,8-,95
  • Insaturados (MUFA) C18: 1 oleico 4,5-6,0
  • Poliinsaturados (PUFA): < 2,0 C18:2 linoleico 0,7 – 1,5 C18:3 α-linolénico< 0,5

Este análisis muestra que el aceite de coco consta en más de 60% de ácidos grasos con una longitud media (AGCM), que se puede llamar también triglicérido, con una cadena de carbono media (MCT). Contienen muchas propiedades beneficiosas para la salud y son más valiosos que los ácidos grasos de cadena larga (LCFA), también conocido como triglicéridos, con una cadena larga de carbono (LCT), que se encuentran en la mayoría de los aceites vegetales.

Los ácidos grasos de cadena larga tienen propiedades menos saludables en comparación con el ácido graso de cadena media por varias razones. ¿Por qué?

Hay varias razones

En primer lugar, los ácidos grasos de cadena media (AGCM) son más pequeños, penetran fácilmente la membrana celular y no requieren de la participación de enzimas en el proceso de absorción. Además se digieren fácilmente y son menos pesados para el sistema digestivo. Es importante destacar que los AGCM son transportados al hígado y utilizados como fuente de energía, ya que no se acumula en forma de tejido adiposo, lo que permite no aumentar de peso.

Además, aceleran el metabolismo y ayudan a bajar de peso.

Con el conocimiento de la composición del aceite de coco en la actualidad se utiliza como complementos dietéticos para deportistas y como un ingrediente en mezclas nutricionales para personas con una difícil digestión.

Se utilizan también como un aditivo en alimentos para lactantes. ¿Por qué? Gracias a sus propiedades, que hacen que se necesite menos energía y enzimas para su digestión.

Se recomiendan estas grasas a las personas con problemas de absorción, por ejemplo, los que sufren de enfermedad celíaca, fibrosis quística, la enfermedad de Crohn y la pancreatitis.

Bibliografía:

  1. Howard BV, Manson JE, Stefanick ML, Beresford SA, Frank G, Jones B, Rodabough RJ, Snetselaar L, Thomson

C, Tinker L, Vitolins M, Prentice R. JAMA. 2006 Jan 4;295(1):39-49.

  1. Marina AM y otros, Trends Food Sci Technol, 2009, 20, 481-487
  2. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12975635

 

ARTÍCULOS SIMILARES