Home Nutrición Beneficios de la leche materna

Beneficios de la leche materna

Lo cierto es que el gran número de avances llevados a cabo en el campo de la nutrición en los países más desarrollados ha impulsado la producción de leches para neonatos que se acercan y asemejan a las características de la leche materna natural. Esto, unido a las importantes mejoras sanitarias y de prevención de enfermedades infantiles, ha hecho que no se valore de igual manera la importancia nutricional y preventiva que tiene la lecha materna, que no deja de ser un elemento vivo que varía y se ajusta a las necesidades y edad del bebé, siendo por tanto inimitables sus características en un producto artificial.

La leche materna refuerza y estimula el aparato inmunológico del bebé, habiéndose demostrado que los niños amamantados durante al menos tres meses tienen menos riesgo de padecer enfermedades infecciosas en las vías respiratorias, como bronquitis o neumonía, así como enfermedades relacionadas con el aparato digestivo, infecciones de orina o de oído, o alergias y asmas.

Diversos estudios sobre este tema demuestran también sus beneficios en la salud a largo plazo

En primer lugar, los niños que han sido alimentados con leche natural, tienen menos riesgo de padecer obesidad infantil debido a la leptina, hormona encargada de controlar la obesidad.

En segundo lugar, se ha demostrado que los niños amamantados durante al menos es primer medio año de vida, tienen menos posibilidades de desarrollar linfomas y padecer leucemia infantil. Este beneficio se atribuye a la proteína alfa-lac de la leche materna, que frena el crecimiento de células cancerígenas y estimula el de las normales y sanas.

Y no solo estos, hay muchos más beneficios atribuidos a la lactancia materna, como un mejor desarrollo mental en los niños, una respuesta más positiva ante vacunas e incluso un índice de colesterol más bajo en adultos que fueron alimentados con ella.

Pero las ventajas no se quedan ahí, la lactancia materna también beneficia a la madre, que experimentará una pérdida de peso más rapida debido al desgaste calórico que supone dar el pecho, acelerándose la recuperación de su aparato reproductor al liberarse oxitocina , que favorece el desprendimiento de la placenta.

Por último, el aumento de absorción de calcio que experimenta el cuerpo de la mujer para contrarrestar su pérdida supone, según diversos estudios, una menor inclinación a sufrir osteoporosis que pueda desembocar en roturas de cadera y problemas de columna en la vejez.

Como ve no hay duda de que lo más aconsejable si puede es darle el pecho a su bebé. Si por el motivo que sea no le es posible, siempre puede recurrir a los conocidos como bancos de leche, distribuidos en diversos hospitales por toda España, donde las madres que están amamantando donan parte de su leche, previa entrevista y análisis para comprobar el estado saludable de la donante.

ARTÍCULOS SIMILARES