Home Nutrición Comer y nutrirse no es lo mismo

Comer y nutrirse no es lo mismo

Parece lo mismo, pero no lo es. No hablamos de lo mismo cuando decimos que nos alimentamos, que cuando pensamos en la nutrición.

La alimentación es, ni más ni menos, la ingestión de comida, un acto en el que englobamos tanto la obtención de ese producto como su preparación, antes del gesto de llevarlo a la boca.

Toda una cadena de actos con todo tipo de repercusiones, que van de las productivas y económicas a las gustativas.

Alimentarse es necesario, pero además puede ser uno de los mayores placeres de la vida.

Nutrirse es otra cosa: nutrirse es lo que hace nuestro organismo, una vez le proporcionamos la materia prima que necesita para mantenerse en funcionamiento. Es un proceso en el que no interviene el ser humano, al menos en su capacidad voluntaria.

El estómago, el aparato circulatorio, el excretor, cada uno hace su trabajo sin preguntar, sin saber si la energía obtenida de un manjar nos ha producido placer.

Pero necesitamos proporcionarle a nuestro organismo todas las sustancias que necesita para su correcto funcionamiento, de ahí que alimentación y nutrición vayan de la mano.

Si no ingerimos los nutrientes que precisa la compleja maquinaria del cuerpo, éste empezará a quejarse manifestándolo a través de enfermedades o malestar.

Así que hay que buscar un correcto equilibrio entre proteínas, vitaminas, grasas, hidratos de carbono, sales minerales y, por supuesto, líquidos.

Este equilibrio se expresa muy gráficamente en la pirámide de la nutrición: cuanto más abajo esté el nutriente indicado, más frecuente debe ser su consumo.

Por el contrario, si está en la punta de la pirámide, debe consumirse con moderación. Así, hay que tomar cada día entre 6 y 11 raciones de pan, cereales, arroz y pastas; entre dos y cuatro piezas de fruta diarias; entre tres y cinco de verduras; algo menos, de dos a tres porciones, de carne, pollo, pescado, huevos o frutos secos, y otras tantas de leche y productos lácteos. Las grasas, aceites y dulces, sólo ocasionalmente.