Home Novedades Gadgets Éxito de ventas del parche que mide el nivel de glucosa

Éxito de ventas del parche que mide el nivel de glucosa

El nuevo dispositivo pretende terminar con los molestos pinchazos en el dedo

Cada vez son más los intentos de hacer más fácil el día a día de las personas con diabetes. Así, el laboratorio Abbott España ha lanzado recientemente un revoluciones medidor de glucosa continuo llamado Abboot Freestyle, que se presentó en Viena hace apenas un año. Este producto nación con el objetivo de desplazar las tradicionales medidas que impiden llevar una vida lo más natural posibles, especialmente los molestos pinchazos.

El sistema incluye dos elemnto: un sensor con forma de parche en un brazo (sensor cutáneo de glucosa) del tamaño de una moneda de dos euros, y que se coloca en la parte posterior del brazo. Hay que tener en cuenta que el parche dura 14 días.

Este sensor mide la glucosa cada minuto en el líquido intersticial a través de un pequeño filamento que se inserta debajo de la piel y la mantiene en su lugar con una pequeña almohadilla adhesiva. Por otro lado hay un dispositivo lector inalámbrico de pantalla táctil con forma de teléfono móvil pequeño. El receptor se pasa por encima del parche (incluso sobre la ropa) y éste almacena los datos hasta 90 días.

Cada análisis muestra un resultado de glucosa en tiempo real, una tendencia histórica y la tendencia de la glucosa en sangre. El software de sistema de Abbott permite que los datos se presenten de forma sencilla con un gráfico visual tanto para profesionales como para los pacientes. El receptor no recibe constantemente los datos, sino que habrá que “escanear” el parche para recibir la información actualizada.

Este es el dispositivo que desde la delegación de diiferentes Asociaciones de Diabéticos afirman que se ha agotado del gran éxito que ha tenido. De hecho, según afirma el secretario de ACD-Terrassa, Enric Aparicio, la popularidad entre las personas que padecen diabetes fue tal que “se agotaron las existencias en los primeros meses de ventas”.

Ahora, los cliente que quieren obtenerlo deben apuntarse a una lista de espera que es de unos dos meses de media. La comercialización la hace tan solo la empresa Abbott a través de internet. Por otro lado, el mismo secretario advierte que este nuevo invento de momento no es recomendable para menores de 18 años, “aunque desconocemos porqué”. En este sentido el secretario de la asociación aconseja hacer caso de las recomendaciones porque, explica, se trata de un dispositivo “muy caro”.

ARTÍCULOS SIMILARES