Home Salud y Enfermedades Factores que aumentan el riesgo de padecer de hipertensión

Factores que aumentan el riesgo de padecer de hipertensión

La hipertensión arterial corresponde a una hipertensión de la sangre sobre las paredes de las arterias. Se trata de un riesgo mayor de sufrir un accidente cardiovascular. Ciertas medidas higiénico-dietéticas, eventualmente combinadas con un tratamiento médico, permiten normalmente controlar la tensión arterial.

No obstante, algunos pacientes son resistentes a todos los tratamientos. Por esta razón los mecanismos implicados en estos fenómenos de resistencia y la puesta a punto de nuevas terapias son objeto de investigaciones muy activas, también los trastornos del sueño.

Riesgo de complicaciones cardiovasculares

La hipertensión arterial es uno de los principales factores de riesgo vascular. Conlleva anomalías y una rigidez de la pared de las arterias por el hecho de la presión mecánica permanente ejercida por estas últimas. Además, aumenta el riesgo de aparición o de empeoramiento de placas de ateroma.

Las arterias más frecuentemente afectadas son las que riegan el cerebro, el corazón, los riñones, o los miembros inferiores. De esta forma, la hipertensión arterial aumenta el riesgo de accidente vascular cerebral, de cardiopatía isquémica, de arteriopatía de los miembros inferiores, e insuficiencia renal crónica, pudiendo necesitar a largo plazo una diálisis. Según la OMS, el 62% de los accidentes vasculares cerebrales se atribuyen a una presión arterial alta.

Por otro lado, la presión arterial aumenta indirectamente la actividad del corazón para mantener el flujo sanguíneo constante. Esto conlleva una hipertrofia ventricular izquierda, y una pérdida progresiva de su actividad de contracción, que puede evolucionar en insuficiencia cardiaca.

Estos peligros son recientes por la presencia de otros factores de riesgo cardiovasculares, como una hipercolesterolemia o una diabetes. Estas diferentes complicaciones graves son inmediatas. La gravedad de la hipertensión está relacionada con consecuencias, a largo plazo, sobre diferentes órganos.

La complicación de la edad

En la inmensa mayoría de los casos, la hipertensión arterial se llama esencial, es decir, que ninguna causa conocida puede explicar su aparición. El desarreglo aparece normalmente de forma insidiosa. Sin embargo, existen varios factores de riesgo.

La edad es el principal de ellos, porque el envejecimiento va asociado a una perdida de elasticidad de las arterias. Los otros factores de riesgo son el sobrepeso, el sedentarismo, o una alimentación que contribuye a aumentar el volumen de sangre circulando en las arterias, o aumentar la rigidez de las arterias por un efecto estructural o vasoconstrictor. En este caso nos referimos concretamente al exceso de sal, a los aportes insuficientes de potasio, o a un fuerte consumo de alcohol.