Home Intolerancias ¿Eres intolerante a la lactosa o lo sospechas?

¿Eres intolerante a la lactosa o lo sospechas?

Ser intolerante a la lactosa no es “o blanco o negro”. Existen diferentes grados, por lo que, mientras algunas personas son capaces de tolerar pequeñas dosis de este azúcar, otros son hipersensibles y basta con una mínima cantidad para que aparezcan los síntomas.

En caso de que sospeches o de que hayas sido diagnosticado de intolerancia a la lactosa, ¿es conveniente que dejes de consumir lácteos? Especialistas en nutrición nos dejan una serie de recomendaciones si eres intolerante a la lactosa (o sospechas serlo):

1.- Identificar los síntomas

Es la manera más simple de saber si presentas intolerancia. Esta sintomatología suele aparecer a partir de los 15 minutos de consumir un producto con lactosa:

  • dolor abdominal
  • sensación de plenitud
  • náuseas
  • vómitos
  • diarreas
  • flatulencias

2.- Tipos de intolerancia

No todas las intolerancias son iguales; existen 3 tipos:

  • De nacimiento
  • Por genética y desarrollada con los años
  • Temporal (por enfermedades o virus)

3.- No eliminar los lácteos

Pese a parecer una locura siendo intolerante, no se deben apartar los lácteos de la dieta en su totalidad. La leche es importante en el desarrollo muscular y sistema inmunológico, por lo que deberán buscarse sustitutos deslactosados. Cada vez la oferta es mayor.

4.- Productos 0% lactosa

Como hemos comentado, el grado de intolerancia dependerá de la persona. Mientras unas soportan un yogur, otras no pueden tomar un simple medicamento que incluya la lactosa como excipiente, apareciendo malestar y dolor inmediato.

Lo recomendable es el consumo de productos si lactosa, pues son los únicos que aseguran que no aparecerán molestias.

EL DATO:

Un producto sin lactosa y un producto con 0 gramos de lactosa no es lo mismo.

El primero contendrá algo de este azúcar, por lo que podría afectar a los intolerantes. Es por eso que es importante asegurarse que el producto es apto.

ARTÍCULOS SIMILARES