Home Novedades Estudios ¿Son la ansiedad y el sobrepeso problemas complementarios?

¿Son la ansiedad y el sobrepeso problemas complementarios?

Para comenzar este tema con respecto a la relación entre la ansiedad y el sobrepeso, debemos saber primero que la ansiedad por definición está asociada a un estado mental,. En palabras del centro de psicólogos Málaga “Consulta 21” la ansiedad se caracteriza principalmente por ofrecer a nuestro organismo una gran inquietud, no sólo psicológica, también física. Pero cuando la ansiedad no es excesiva pasa a ser un mecanismo del ser humano que se inclina hacia la adaptación y ayuda a superar ciertas exigencias de la vida.

De cara a poder hablar de este tema y saber si la ansiedad tiene algo que ver con el sobrepeso, debemos fijarnos en qué es lo que nos provoca preocupación: un sentimiento de malestar, hipervigilancia, tensión, terror, inseguridad y a veces incluso sensación de pérdida del control, percepción de fuertes cambios fisiológicos, etc. Cualesquiera de estas podrían inducirnos a una creciente inquietud. Pero entonces, ¿Están relacionados ambos problemas?

Los síntomas de la ansiedad y de la obesidad

Según investigaciones realizadas, los síntomas de la obesidad se relacionan directamente con la ansiedad, siendo un problema que en España ocupa el segundo lugar a nivel mundial.

Una de las aportaciones dadas por estas investigaciones, es que la ansiedad es un trastorno que se encuentra sub-diagnosticado, por lo que es de suma importancia evaluarlo, identificarlo y tratarlo en personas que presentan sobrepeso.

El departamento IMSS realizó unas pruebas donde se incluían variedad de personas entre edades de dieciocho años y menores de sesenta, las cuales presentaban sobrepeso, dando como resultado que algo más de la mitad de los pacientes presentaron una ansiedad leve y el restante presentaron una ansiedad moderada y grave, lo que indica que la ansiedad debe estar relacionada directamente con el sobrepeso. Además, se encontraron otros síntomas de ansiedad relacionados con la obesidad como son la tensión, trastornos gastrointestinales y del sistema nervioso central, o la famosa hiperactividad vegetativa, la cual se manifiesta con taquicardias, dilatación de las pupilas, sensación de ahogo, temblores en extremidades, traspiración, rigidez, debilidad de los muslos y sensación de pérdida del conocimiento, además de pensamientos negativos y obsesivos.

Está claro que la ansiedad no aporta nada positivo a nuestro organismo cuando la misma no se presenta de manera leve, haciendo así que se relacione con muchas características del ser humano que en individual ya son bastante complicadas.

Es necesario saber claramente cuál es la causa de nuestra ansiedad con respecto a nuestro sobrepeso, ya sea que esté ejecutándose por la adicción a la comida o por una serie de problemas hormonales que también podría ser el caso principal de la misma. Incluso los factores psicológicos también tienen una carga bastante definida con respecto a la ansiedad en una persona con casos de obesidad.