Home Dietas Transición hacia una dieta vegetariana

Transición hacia una dieta vegetariana

Semanas atrás la OMS nos alertaba de los peligros de la ingesta de carnes rojas y procesadas.

Durante los últimos días hemos recibido varios correos solicitando información sobre consejos y recomendaciones para reducir el consumo de proteína de origen animal.

Sin embargo, antes de iniciar cualquier tipo de dieta te recomendamos que visites a un profesional de la nutrición, con la salud no se juega.

Si quieres empezar con este tipo de alimentación deberás hacerlo de forma transitiva. Te dejamos algunos consejos.

Las bondades de esta dieta están contrastadas siempre y cuando estén controladas por un profesional, cuya función será garantizar que no existe ningún tipo de déficit.

Qué hacer con la proteína animal

Disminuye la ingesta de pescado y carne progresivamente. Te recomendamos no eliminar, al menos al principio, lácteos ni huevos.

Cereales y legumbres, tus “must have”

Deberás incluirlos sí o sí en tu dieta. Excluir la carne implicará recurrir a combinaciones de cereales y legumbres con tal de obtener proteínas de alto valor biológico.

Alimentos integrales, fuente de fibra y nutrientes

Suprime harinas y productos refinados, pues en su proceso pierden la mayoría de nutrientes y se les retira la fibra.

Bebidas azucaradas, alcohol y café

Los zumos envasados, pese a tener tan buena prensa, no son mejores que una simple coca-cola o una bebida carbonatada, pues tienen incluso más azúcares.

Los altos consumos de carne y malos hábitos alimentarios suelen ir acompañados del “chupito digestivo”, “la botella de vino” y “el café de después”. Con la dieta vegetariana acabarás olvidando estas prácticas.

 

 

ARTÍCULOS SIMILARES