Home Salud y Enfermedades Uso del cannabis para tratar la epilepsia

Uso del cannabis para tratar la epilepsia

Legal en algunos lugares, e ilegal en otros, la marihuana tiene, aproximadamente 158 millones de consumidores mundialmente, y por lo tanto, nos guste o no, es una de las plantas más populares a nivel mundial. Antes de adentrarte en este curioso mundo, te recomendamos que te informes y tomes los necesarios consejos sobre Cannabis.

Pero para ser claros…el consumir marihuana se refiere a la acción de fumar o comer diversas partes de la planta, entre las cuales están las hojas secas, las flores o el tallo, entre otras.

Estas partes de la planta incluyen el químico de tetrahidrocannabinol o THC, como es conocido comúnmente. Cuando alguien fuma o come marihuana, el THC (el ingrediente activo de esta planta) modifica la comunicación neuronal. En algunos caso produce una disminución, pero en otros muchos activa diversas neuronas, afectando múltiples regiones cerebrales. Esta sobre-estimulación no permite que las neuronas se comuniquen claramente, la cual cosa se traduce en uno de los motivos del bienestar que produce el consumo de la marihuana.

Esta efecto sobre las neuronas puede provocar efectos de diversa índole: paranoia, mala coordinación en sus movimientos, mal funcionamiento de la memoria, hambre, euforia…

Los efectos de la marihuana duran desde 30 minutos hasta varias horas y suelen quedar restos de su consumo transcurridos hasta 10 días de su consumo. Esto dependerá del tipo de marihuana que se emplee. Aquí puedes encontrar los mejores análisis sobre semillas y sus efectos.

La marihuana para paliar la epilepsia

A la marihuana se le otorgan propiedades terapéuticas para paliar distintos tipos de enfermades, como es el caso de la epilepsia. La epilepsia es una enfermedad neurológica que puede ser grave y que afecta actualmente a unos 6 millones de personas en europa. Ya los chinos hace unos 5.000 años utilizaban las propiedades del cannabis para tratar a los pacientes epilépticos y de hecho tenemos que esperar a 1947 para que los científicos retomen estos estudios en relación al uso sobre todo el uso del cannabidiol.

Este cannabinoide nos aporta un efecto anticonvulsivante muy interesante además de efecto antioxidante potente y un efecto antiinflamatorio en situaciones de neuroinflamación que son las que encontramos en los pacientes epilépticos.

La causa de la epilepsia consiste en una hiperexitabilidad neuronal aunque hay algunos autores que opina que un mal funcionamiento o desequilibrio en el sistema endocannabinoide podría determinar la aparición de algún tipo de epilepsia determinada.

Actualmente se están tratando epilepsia refractarias en niños. Estas epilepsias tienen la característica de que no responden a los tratamientos convencionales con antiepilépticos. Es importante que un médico profesional de la salud sea el que valore la indicación del tratamiento de la epilepsia con cannabidiol y también evidentemente el que controle la evolución del paciente para corregir y adaptar las dosis a cada caso.

Los tratamientos con cannabinoides en las epilepsia refractarias están aportando unos resultados interesantes ya que podemos reducir tanto la frecuencia como la intensidad de la crisis en la mayoría de casos.

Con los tratamientos con cannabinoides se consiguen mejorar tanto la comprensión verbal como la respuesta a estímulos las habilidades y en la mayoría de casos también el rendimiento escolar.

Según estudios recientes realizados en Estados Unidos en poblaciones de pacientes que no respondían al tratamiento con antiepilépticos convencionales se llega a conseguir una mejoría de un 54% en el patrón de las crisis epilépticas.